News

El Paso Electric Requests a Rate Increase to Texas Customers

August 11, 2015

On August 10, 2015, El Paso Electric (EPE) filed a proposed rate increase for all customers with the City of El Paso, municipalities incorporated in its Texas service territory, and the Public Utility Commission of Texas (PUCT) in Austin. Under the proposed rates, a residential customer using 625 kilowatt-hours per month will see an average bill increase of $8.41 per month when new rates become effective in 2016.

“At El Paso Electric, we understand that no one likes it when bills go up and our obligation to provide clean, safe and reliable energy to all customers at an affordable cost is a responsibility we take very seriously,” said Tom Shockley, El Paso Electric CEO. “We have filed for a proposed rate increase in both Texas and New Mexico to recover the cost-effective investments we have made to replace less efficient equipment and build new generation for our community’s economic and population growth.”

Since 2009, EPE has invested approximately $1.3 billion in new assets to meet the growth within our region and improve grid reliability. Key investments include the Montana Power Station generating units 1 and 2, the Eastside Operations Center and the Montana Power Station transmission lines. EPE last raised its rates in Texas in 2010 and previous to this increase, EPE had not raised rates since 1994.

“By carefully evaluating all customer classes, their usage, and their cost to serve, we have determined the new proposed rates,” added Shockley. “Although this process can take anywhere from six months to one year for there to be a final decision, we want to be sure that our customers know exactly what is happening with their utility, especially when bills may be going up.”

In a simultaneous process, we filed the rate case with the City of El Paso, municipalities in our Texas service territory, and the PUCT. The PUCT will refer the case to the Texas State Office of Administrative Hearings which will then appoint an administrative law judge. A discovery process will follow in which intervening parties have the opportunity to communicate and engage in the process. The procedural schedule issued by the administrative law judge will establish a timeline for testimony and hearings, which are expected to be held during the winter of 2015. We anticipate rates will become effective by early second quarter 2016.

“The rate case process is transparent, and in order to make sure we do not collect a single penny that is not justified, all parties are represented in the process,” said Shockley. “As your local utility, we have a responsibility and obligation to serve all our customers. In order to do so, we must be a financially viable company, able to take care of our customers and employees that live and work in the region we serve.”

The cities and towns in our Texas service territory maintain their right to regulate this rate case process and make a decision on rates within their city limits.  Regardless of decisions made by municipalities, the PUCT has appellate jurisdiction and decides the rate request. Any municipality can participate in the proceeding before the PUCT as an intervening party in Austin where a final decision on this rate case will be made.


 

El Paso Electric solicita un incremento de tarifas para clientes de Texas

El 10 de agosto del 2015, El Paso Electric (EPE por sus siglas en inglés) presentó una propuesta para realizar un incremento de tarifas a todos los clientes ante la Ciudad de El Paso, las municipalidades incorporadas en su territorio de servicio en Texas y la Comisión de Servicios Públicos de Texas (Comisión por sus siglas en inglés).  Según las tarifas propuestas, un cliente residencial que utiliza 625 kilovatios-hora al mes verá un incremento de $8.41 al mes cuando se efectúen las tarifas en el 2016. 

“En El Paso Electric sabemos que a nadie le gusta cuando aumentan los cargos en los recibos, y tomamos muy en serio nuestra responsabilidad de proveer energía limpia, segura y confiable a todos nuestros clientes a un costo razonable,” dijo Tom Shockley, Director Ejecutivo (CEO) de El Paso Electric.  “Hemos presentado una propuesta para el incremento de tarifas tanto en Texas como en Nuevo México para recuperar las inversiones que hemos hecho para reemplazar equipo menos eficiente  y construir nueva generación que satisface el crecimiento económico en nuestra comunidad.”    

Desde el 2009, EPE ha invertido aproximadamente $1.3 mil millones en nuevas inversiones para satisfacer el crecimiento en nuestra región y mejorar la confiabilidad de la red eléctrica.  Las inversiones claves incluyen las unidades 1 y 2 de la estación de energía de Montana, el centro de operaciones del lado este, y las líneas de transmisión de la estación de energía de Montana.  El último incremento de tarifas que hizo EPE en Texas se llevó a cabo en el 2010 y antes de este incremento, EPE no había aumentado sus tarifas desde el 1994.

“Hemos determinado las nuevas tarifas propuestas evaluando cuidadosamente todas las clases de clientes, su uso y su costo para prestar servicio,” agregó Shockley.  “Aunque el proceso para llegar a una decisión definitiva puede tomar entre seis meses y un año, deseamos asegurarnos que nuestros clientes sepan exactamente lo que está sucediendo con su servicio, especialmente cuando estos costos pueden subir.”  

En un proceso simultáneo, se presenta el caso tarifario ante la ciudad de El Paso, las municipalidades en nuestro territorio de servicio de Texas y la PUCT.  La Comisión referirá el caso a la Oficina Estatal de Audiencias Administrativas de Texas la cual nombrará un juez en derecho administrativo.  A continuación se realizará un proceso de presentación de pruebas en el cual las partes que intervengan tendrán la oportunidad de comunicar y participar en el proceso.  El programa procesal emitido por el juez en derecho administrativo establecerá un cronograma para los testimonios y las audiencias que serán celebradas durante el invierno del 2015.  Prevemos que las tarifas se efectuaran a principios del segundo trimestre del 2016.  

“El proceso para el caso tarifario es transparente, y para garantizar que no cobraremos ni un solo centavo que no esté justificado, todas las partes tienen representación en el proceso,” dice Shockley.  “Como compañía de servicios básicos tenemos la responsabilidad y obligación de servir a todos nuestros clientes.  Para poder hacerlo, debemos ser una compañía financieramente viable, capaz de hacernos cargo de nuestros clientes y empleados que viven y trabajan en la región en la que prestamos servicio.”  

Las ciudades en el territorio de servicio en Texas mantienen su derecho de regular este proceso de cambio tarifario y tomar una decisión sobre las tarifas dentro de los límites de su ciudad.  Independientemente de las decisiones tomadas por las municipalidades, la Comisión cuenta con jurisdicción de apelación y hace la decisión final sobre la solicitud de tarifas.  Cualquier municipalidad, incluyendo la ciudad de El Paso, puede participar en el proceso ante la Comisión como una parte interventora en Austin donde la decisión definitiva de este caso tarifario será tomada.